domingo, 23 de agosto de 2009

Mi profesor del colegio



Esta es la primera vez que escribo algo de este tipo espero sea de su agrado como fue para mi vivir esta experiencía.
todos sus comentarios y criticas son bienvenidos

Esta atracción hacia mi profesor empezó desde el primer día de clases el día en que conocí a la persona que me daría mis clases extrajeras Sebastián: un extranjero joven, blanco, alto 1.80, ojos azul claro, cabello rubio, delgado: con un cuerpo muy apetecible. Cada día que pasaba yo no podía dejar de pensar en él, su acento, su cuerpo a través de sus playeras estrechas.
Un día en clase mientras lo miraba, el se dio cuenta de la forma extraña en que lo hacía, generalmente yo hubiera esquivado la mirada, pero cuando el volteo a confrontar mi mirada yo no pude quitar la mirada de esos hermosos ojos azul agua, que me miraban con intriga, así pasa esa larga hora entre mirarlo y el regresar la mirada, yo estaba muy nervioso. El es mi profesor y no sabía de qué forma respondería, quizás ya se había dado cuenta la forma en la que lo miraba día a día, pero el curso estaba casi por finalizar sabía que tenía que hacer algo si quería llamar su atención.
Al siguiente día me fui dispuesto a llamar su atención, había decidido usar una camiseta color negra que contrastaba con mi piel muy clara que mostraba mis brazos delgados pero fuertes gracias al ejercicio que me daba el jugar tenis a pesar de mis 18 años recién cumplidos, abajo usaba un bóxer ajustado color negro que le daba forma a mi trasero y por encima un short claro que dejaba ver mi ropa interior al sentarme en mi pupitre.
Llegue al salón de clases un poco tarde como la mayoría de veces, generalmente pasaba sin hacer ruido para no interrumpir la clase pero esta vez cuando entre Sebastián me miraba, sonrió y me invito a que me uniera a la clase, me senté en el lugar de siempre y empezamos a jugar un poco con nuestras miradas mientras transcurría la clase, al finalizar la clase, espere un poco más de lo normal para tomar mis cosas, con la esperanza de que todos se marchara para quedarme al final solo con Sebastián, me acerque un poco, el estaba algo nervioso lo notaba al ver como movía sus manos mientras tomaba sus cosas, me sentía muy nervioso también , pero al mismo tiempo me excitaba la idea de tomar el asunto en mis manos, lo mire diciendo:
- Me gustaba mucho estar en su clase y espero me sigas dando clases el próximo año seria genial tener otra vez como profesor- solo vi como movía su cosas y me mostraba una sonrisa picara.
-Entonces por qué siempre luces tan distraído- No pude contener sonreír y contestarle de la forma más franca
- Tú eres lo que me distrae, no puedo dejar de verte- muy sorprendido de la seguridad de mis palabras solo me miro con sus ojos brillantes pero sin poder articular palabras, parecía agradarle el comentario, su silencio me permitió abrir un poco más la conversación.
-Podrías salir con alguno de tus alumnos?-
El me afirmo con la cabeza y notaba como sus ojos miraban continuamente a la puerta con temor que alguien pudiera darse cuenta de algo, me despedí de el de una forma rápida de lo que hubiera deseado pero, no sin antes invitarlo a salir el fin de semana, el acepto con gusto entonces quedamos de vernos para cenar tomar un helado en un lugar conocido cerca de la playa de mi ciudad.

El día había llegado yo vestía una camisa ajusta de color claro con unos jeans , un cinturón blanco, zapatos blancos y en el interior no podían faltar un boxer negro ajustado Calvin Klein que le daba forma a mi redondito culito y mantenía cómodo a mi pene en su interior. Tome mi auto: una camioneta bastante cómoda. Me dirigía a la casa de Sebastián quien ya me esperaba a la puerta de su casa. Podía jurar que por un momento olvide el tiempo y solo fije mi mira en el, lucia más guapo de lo que juraba que era, vestía unos jeans, camisa que le quedaba perfectamente al cuerpo mostrando un poco de su bien formado pecho a falta de los últimos botones no abrochados.
Me apresure abrirle la puerta del copiloto, el tomo asiento, pero debido a su tamaño el asiento estaba muy corto para sus piernas, trato de buscar la palanca que ajusta la distancia del asiento pero no pudo encontrarlo me regreso la mirada
-Puedes mover un poco el asiento estoy un poco apretado- me miro un poco apenado pero con una sonrisa en los labios. Me estire un poco para alcanzar la palanca que se encontraba por debajo del asiento, pase mi brazo entre sus piernas rozando un poco de su pierna contra mi brazo intencionalmente, el solo se puso muy rígido y un poco apenado, yo me volví hacia él y le sonreí, el continuaba un poco nervioso.
-No te preocupes no te hare nada que no quieras- nos reímos conjuntamente por el comentario hecho.
-recuerda que aun soy tu profesor- replico
-discúlpeme profesor no lo volveré hacer- sonreí sexualmente
-ya basta sabes que ahora no soy tu profesor y me puedes llamar por mi nombre además no soy tan viejo y pensé que eras más atrevido mira que me has sacado a pasear contigo.-
-No no eres viejo pero si mayor que yo y eso es interesante, no lo crees?- sonrió muy sutil pero sexualmente al mismo tiempo
Nos dirigimos a comer, y a tomar el helado pasamos una excelente noche platicando de cosas interesantes, después de la cena nos fuimos a tomar un helado mientras caminábamos por la playa, después de un rato; mire mi reloj y me di cuenta que pasaban de la 1 de la mañana habíamos estado platicando mientras caminábamos por la playa que no habíamos sentido el tiempo pasar, le dije la hora que era y dijo que era mejor irnos de ahí, fuimos a tomar el auto para después dirigirnos a su casa. Llegamos a su casa y me quede en la acera del porche, mire a mí alrededor para ver como la calle se encontraba totalmente sola, y con muy poca iluminación quizás los faros de los postes estaban fundidos, solo se alcanzaban a ver dos faros a lo lejos y, los pequeños focos de algunas casa cercanas todavía iluminando la silenciosa calle.
Continuamos en el auto estacionado con la radio aun encendida, moría por lanzarme hacia él y comerlo a besos cada parte de su bien formado cuerpo, cuando su voz me regreso de mis pensamientos.
- puedes apagar el motor necesito preguntar algo- me sorprendieron sus palabra, como buen alumno apague el motor de mi auto, al voltearlo a ver, aquella mirada tierna que me había demostrado durante ese tiempo había cambiado radicalmente a una mirada seductora y excitante.
Miro hacia la parte trasera de la camioneta y sonrió, volvió a mirar y solo vi como su cuerpo se levantaba para pasar al asiento trasero diciendo,
-Quiero ver que tan cómodos son los asientos traseros- yo solo me reí un poco nervioso, brincoteo en los asientos por unos momentos.
-Muy cómodos para viaje largo o quizás solo para estar un rato.- mire asombrado a sus palabras
-En que estas pensando??-
-Todo lo que pensé de ti ha cambiado- Su sonrisa enmarcaba sus palabras.
-Ha que te refieres??- pregunte intrigado
-He descubierto que eres distinto, pensé que eras un chico serio, pero veo que eres muy sexoxo- rei y me sonroje mientras el continuaba.
-Se que tu quieres algo pero no me lo dices, así que me debes decir que es lo que piensas si no, yo nunca sabré que es lo que tú quieres o piensas- Salte de inmediato del asiento del conductor al trasero para unirme a él.
-Creo que es una pregunta muy tonta, después de todo lo que hemos estado platicando durante la noche- que creí que había quedado claro que el me gustaba durante la cena, así que me acerque a él y coloque mis manos sobre sus piernas
-Si te beso entenderás que es lo que quiero?-
-Es lo que he estado esperando toda la noche- me acerque a sus labios y comenzamos a besarnos lentamente, sus labios eran muy suaves y, delicados al momento de tocar mis labios, pero sin dejar la experiencia de un buen besador que sabia como mover su lengua para hacer mucho mejor nuestro beso.
Después de unos minutos de estarnos besando me alejo lentamente hasta recargarme contra la puerta de la camioneta separando un poco mis pierna. Comenzó a tocar mis piernas por encima del pantalón, yo estaba ya muy excitado, miro mi pantalón y, por lo ajustado podía mirar como mi pene ya se encontraba excitado y marcado atreves del pantalón.
-Pero mira que cachondo estas. Quieres que dejemos las clases de idiomas y te de clases de sexo por hoy-
-dale, que contigo lo que sea-
El continúo con la tortura solo moviendo sus manos sobre el pantalón-
- te excitas muy rápido tu pene ya quiere amor- yo no soportaba mas quería sentir su cuerpo desnudo.
El comenzó a desabrochar mi cinturón, después el botón del pantalón y continuo lentamente con el zipper.
-Siempre había querido estar así contigo, tenerte a mi lado y poder hacerte mío-.
-Hoy puedes hacer de mi lo que tú quieras -
Bajo mis pantalones por completo pero aun permanecía con mi bóxer puesto, mi pene se marcaba en su totalidad y exigía ser liberado, acerco sus labios a mi pene que ya había mojado el bóxer de tanta excitación, comenzó a jugar con él sobre el bóxer, hasta que decidió liberar a mi pene que ya se encontraba en toda su potencia de la excitación y el pre-semen ya había hecho su labor de lubricarme, comenzó pasando la lengua por mi pene mientras desabotonaba los botones de mi camisa.
Yo no podía aguantar mas estaba muy excitado mirando como introducía cada centímetro de mi pene en su boca, Cada vez más rápido, yo gemía de placer, sentía que explotaba en su boca, pero se detuvo al sentir mi excitación, tomo mis piernas y empezó a pasar uno de sus dedos por mi culito lampiño que ya estaba muy excitado y pedía ser cogido a gritos, mientras con la otra deslizaba sus dedos tocando mi abdomen delgado y marcado hasta llegar a mi boca
-vamos chúpalo como si fuera mi verga- así lo hice jugaba con sus dedos en mi boca, los retiro para con ellos pasar a lubricar mi culito pasando sus dedos continuamente, sentía como me dilataba mientras jugaba intentando introducir su dedo en mi.
Mi cuerpo estaba ardiendo deseaba ser cogido por Sebastián, me moví lentamente para poner aquel hombre a mi total disposición.
-ahora es mi turno de ver lo que tienes-
-soy todo tuyo- empecé quitando su cinturón mientras él iba desabrochando su camisa para dejarme ver su bien trabajado cuerpo un pecho semivelludo pero marcado por el ejercicio y un abdomen que enseguida comencé a recorrer con mi lengua, quite el botón de su pantalón y baje el cierre. No bajaba aun el pantalón y ya se podía ver su pene
-Espero no te importe el tamaño- me miro sonriendo
-No creo que haya problema- aunque estaba muy sorprendido del tamaño de aquel miembro, baje su pantalón deprisa liberando aquel majestuoso pene que se que pasaba de los 20cm, grueso, con una cabeza roja y con escasos vellos. Ya con mis labios húmedos comencé a mamarlo lentamente metiendo cada centímetro a mi boca, intentaba meterlo completamente pero era demasiado grande para entrar, el tomándome del cabello ayudaba al movimiento.
-vamos nene cómemela toda- me decía entre gemidos

Cada vez lo hacía más rápido pasando mi lengua por todo su pene, solo escuchaba el ruido que hacía de placer, lo que me excitaba aun mas para continuar disfrutando de su pene, me encantaba pasar la lengua por la cabeza de su pene para probar su pre-semen que era de lo mas delicioso, solo escucharlo gemir me ponía más caliente. Me levanto hacia el y me beso y me dijo.
-si continuas mamándomela de esa manera te llenare la boca de leche y ya no podremos jugar más tiempo-. Bajo la advertencia me detuve para que el me tomara entre sus brazos. Me acostó en el asiento mientras separaba mis piernas para acomodarse entre mis piernas.
-Estás listo para jugar un poco más fuerte-
-Y yo estoy listo solo no lo hagas muy rápido no tengo mucha experiencia y tu pene es muy grande-
- No te preocupes te cuidare-
Tomo un condón y comenzó a deslizarlo por su pene, coloco su pene contra mi culo y comenzó a dilatarlo mientras con la otra mano lubricaba con un poco de saliva a falta de lubricante comencé a sentir cada centímetro, dolía un poco pero sabía que el dolor pasaría, sentía la combinación de dolor con placer, pero el continuaba deslizándose suavemente. Para cuando termino de introducirlo el dolor había desaparecido para dejar lugar a un placer inigualable. Comenzó el movimiento de vaivén lentamente.
-Te gusta?-
-Sí, cógeme el culo-
-Que culo tan rico tienes, estrecho y lampiño- yo no podía dejar de gemir de placer.
El movimiento era cada vez más rápido lo que me hacía sentir sus huevos chocando contra mí. Me movió lentamente para cambiar de posición se sentó y arriba frente a él, metió su pene en mi de una sola vez. Me movía mas rápido arqueando un poco la espalda para dejarle espacio a sus manos que ya me tocaba el pecho y el abdomen, para después masturbarme con sus manos.
-Te gusta que te coja el culo-
-Sí. Dame tu leche-
El coloco sus manos bajo mi culo para ayudarme con el movimiento para hacerlo más rápido y excitante.
-estás listo para recibir mi leche- afirme con la cabeza mientras disfrutaba al máximo de los últimos momentos, saco su pene cargado de leche y disparo todo sobre mi pecho y abdomen. En la misma posición comenzó a masturbarme para enseguida llenarle de leche su pecho, sonreímos y nos unimos en un largo abrazo para quedar abrazados por unos minutos, tome unas toallas que tenía en el carro y nos limpiamos.
Ya era muy tarde yo debía llegar a casa y el trabajar al siguiente día nos despedimos muy rápido pero acordando que nos veríamos pronto y que esta vez seria en su casa.

Se despidió de un beso y me pidió, que esto no cambiara nada entre nosotros en la escuela. Yo asegure que no, pero que la próxima vez tenía que ser mejor muchooooo!!

25 comentarios:

  1. DAME SU NUMERO KIERO QUE SEAN MIS AMIGOS MI CEL 9721016284 TENGO WHATSAPP WECHAT
    MI NOMBRE ES JORGE

    ResponderEliminar
  2. kiero amigos gay que sean maduros peludos vergones con una polla gruesa y gorda benuda cavezona mi cel 9721016284 tengo whatsapp wechat kiero amigos de todo el mundo

    ResponderEliminar
  3. mi numero es 8341329162 llamadas por que no tengo watsapp :)

    ResponderEliminar
  4. Hola? De seguro se les hará raro que comentemos, jajaja somos una de esas rarezas que la concordancia dejó olvidadas en un bosque en una noche de luna llena. Somos unas fanáticas de lecturas así, nos gusta leer cualquier tipo de historias, sigue así, te deseo mucha suerte.
    Zutamy & Small Writer fuera!! BYE!!

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Hola quieres hablar? Mándame mensaje isa123cen@gmail.com

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. soy de rol versátil serio y discreto, soy blanco, alto , peso promedio, ojos negros , cabello corto negro, soy higiénico, graduado universitario, vivo con mis padres, mi familia nada sabe, mi edad es 34 años, sitio para un encuentro privado no tengo. para contactarme mi numero de celular 0416-7927794 Maturin Edo monagas , venezuela
    facebook:
    http://facebook.com/ronaldjose.martinezrondon

    ResponderEliminar
  8. soy de rol versátil serio y discreto, soy blanco, alto , peso promedio, ojos negros , cabello corto negro, soy higiénico, graduado universitario, vivo con mis padres, mi familia nada sabe, mi edad es 34 años, sitio para un encuentro privado no tengo. para contactarme mi numero de celular 0416-7927794 Maturin Edo monagas , venezuela
    facebook:
    http://facebook.com/ronaldjose.martinezrondon

    ResponderEliminar
  9. ola soy colombiano tengo 14 años y quisiera conocera a Sebastian

    ResponderEliminar
  10. Donde Trabajará Como Profesor Sebastián, Tengo 14 Años Igual & También Soy Colombiano

    ResponderEliminar
  11. Hola Sergio yo también tengo 14 quieres hablar ��?

    ResponderEliminar
  12. hola chico te cuento a los l4 años en mi colegio, un chico de l8 años caro un rubio grande agringado, me cogio en un paseo a melgar, por la noche me llevo a un potrerfo lejano despues de darme unos tragos ek chico que vestia unos jenes apretados muy ceñidos me llevo a una arboleda y detras a una hondonada mientras me besaba la boca y me decia que y era u8n chicop muy lindo y que el esta harta dee paaajiarse por mi todas las noches yo asustadom de ver la arrechera del chico, trataaba de safarme y correr pero nada me tenia bien agarrado me arastro y entre mas me llevba por el potrero mas me decia groserias, aamenzandome con zotarme como esclavo que debe satisfacer la verga y el culo a su amo, cuando llegamos a la hondonada de pasto que estaba b ien aislada de la orb oleda y en sitio solitario

    ResponderEliminar
  13. Me gustaria conocerte y al profesor mi numero es 3142787011 soy de Bogotá Colombia.

    ResponderEliminar
  14. drfredspirituraltemple@yahoo.com) mis queridos lectores en todo el mundo, es un gran privilegio contarles sobre este gran hombre que me ayudó a superar la tragedia de mi relación, y cómo su medicina herbal también me ayuda. Mi relación se volvió tan complicada en una etapa que temía perder a mi esposa por otra, durar mucho tiempo en la cama era un problema y en el fondo sabía que mi esposa no estaba feliz por eso. A veces, cuando pedía sexo de la forma en que ella actuaba antes del sexo, noté que era porque no la estaba satisfaciendo, cuando más lo necesitaba, ya venía con fuerza y ​​no era la mejor. Así que necesitaba encontrar una solución, así fue como entré en contacto con DR FR. Realmente cambió mi vida sexual y desde entonces la vida ha sido divertida porque mi esposa ahora me ama más de lo que solía, todo gracias a DR FRED por esta gran experiencia. cosa que hizo por mí ... Si alguna vez necesita ayuda de cualquier tipo, puede visitar el templo de DR FRED para obtener una solución ((drfredspirituraltemple@gmail.com)) +2348158839763 //// https: //m.facebook.com/dfredherbalcenter

    ResponderEliminar
  15. Que rico me excitan las historia con profes

    ResponderEliminar